Hoy quiero escribir sobre el amor, porque siento que nos merecemos más debates sobre el tema, porque siento que el mundo necesita más amor, y sobre todo, porque siento que aveces no le damos al tema, la importancia que merece. ¡Así que hoy quiero dedicar esta entrada al amor!


Tristemente, muchas personas viven el amor de una manera completamente enfermiza, y es a causa de una sociedad completamente enfermiza, que hace del “amor” su más grande reflejo. Conocer el verdadero valor de amar, es la mayor fortuna que se puede tener.

Amar implica trabajar en aprender a amar, en amar sin apegos, en amar libre y feliz, y sobretodo, amarse a si mismo. Creo que lo más importante es vivir cada etapa del amor y entender que el amor cambia, pero no sé acaba y si se acaba es porque nunca fue amor verdadero. Amar implica total desapego y total acto de dar sin esperar nada a cambio. Amar es apoyar los proyectos del otro. Es ayudar a construir al otro, a la vez que uno se autoconstruye. Es conocer al otro, a la vez que uno se autoconoce.

Amar no es un sentimiento, amar no es un estado. Amar es un proceso, es una construcción, un trabajo de cada día. Amar es comprender que el otro puede enamorarse de nuevo. Que la vida nos puede regalar muchos amores. Es estar feliz porque la vida del otro tome un rumbo diferente. Es estar feliz en la lejanía, porque dos corazones que se aman permanecen conectados por siempre. Amar es muchísimas cosas, el amor cambia, se transforma y tiene múltiples matices. Amor es todo lo que pueda construir y si es destructivo, no es Amor.

El mundo necesita más amor verdadero, más palabras, más conversaciones, más debates, más capacidad de escuchar y de comprender al otro y ciertamente el mundo necesita menos rencor y odio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.